Untitled Document

 

 

Add to Google Pin it
Buque Gloria
viajes
2016-02-03

Conociendo el Buque Gloria

Por Gabriela White.

gabrielawhite21@gmail.com


Hace pocos días tuve la oportunidad de conocer el Buque Gloria, embajador de Colombia en los océanos del mundo. Éste ha navegado por los mares y ha sido un orgullo para el país desde 1968, año de su primera travesía.

Acompañada de mi familia y el maestro Jaime Osorio, la periodista Fabiola Morera, el músico Alfredo de la Fe y su esposa, la directora de la Cámara de Comercio de Cartagena, María Claudia Páez, y su esposo, subimos las escaleras que nos llevarían directo a la cubierta. Allí fuimos recibidos amablemente por el subcapitán, quien nos invitó a conocer el Gloria. Al cruzar la puerta me encontré con un pasillo lleno de fotografías antiguas, conmemoraciones y otros detalles. Los vitrales, los pisos y las paredes de madera me rodeaban creando un efecto antiguo muy acogedor.

Después de tomar unas cuantas fotografías, seguimos nuestra aventura. Atravesando otro pasillo nos encontramos con unas escaleras que dirigían hacia la parte inferior del barco, donde estaba la habitación de la tripulación. Era un espacio amplio y del techo colgaban unas hamacas con los colores de la bandera de Colombia. En aquella habitación también había un televisor y unos casilleros para que los tripulantes guarden sus pertenencias; ese mismo espacio cuenta con unas mesas donde en tiempo de alta mar toman sus clases, ya que el Gloria es una escuela.

Cuando dejamos esa habitación subimos unas escaleras, con dibujos enmarcados de los viajes que ha hecho el buque.

Decidimos bajar y nos topamos con un lugar distinto. Las paredes eran blancas y verdes, algunas azules y amarillas, allí estaba el motor. Echamos un vistazo rápido, porque el sonido del motor ¡nos hacía estallar los oídos! Increíble la pulcritud de este lugar, teniendo en cuenta que es un cuarto de máquinas, y uno pensaría que está lleno de grasa… pero sorpresivamente estaba impecable.

Más tarde, el capitán, Reynaldo A. Espinosa Heidmann, nos invitó un café colombiano. Pudimos conocer más acerca de la vida de un marinero que viaja por un año, alejado de su familia, representando a Colombia junto con un grupo de marinos a su cargo, compartiendo la belleza de nuestro país en diferentes puertos del mundo y participando en regatas por Europa.

 

Después de un tiempo de aprendizaje llegóraci  Colombia eliciosas para r a dietas aburridas y sin sabor. coloraci la hora de desembarcar. Nos despedimos del Gloria y nos fuimos, mirando atrás para ver su belleza y con gran orgullo de su tripulación que lleva el nombre de nuestro país por los mares del mundo.

RELACIONADOS
EL COMÚN
viajar
12
JULIO
EL COMÚN continúa su recorrido por Colombia y llega a Buenaventura.
Familias en su Tierra
viajar
10
JULIO
En Antioquia 6.021 familias reciben incentivos de Prosperidad Social por más de 2 mil millones de pesos.